¿Cómo trabaja un psicólogo criminalista?

0
358

Los psicólogos criminalistas trabajan muy a menudo con delincuentes en serie, pero independientemente de esto siempre tienen una forma determinada de trabajar, unos pasos que se siguen a la hora de intentar resolver los casos, los conceptos utilizados son la victimología, modus operandi y firma, los cuales describiremos a continuación para saber cómo trabaja este tipo de profesional.

¿Cómo trabaja un psicólogo criminalista?

Los conceptos a analizar por parte de un psicólogo criminalista sobre un delincuente para intentar atraparlo son los siguientes, así que se puede decir que esta es la forma en la que trabaja.

  • La victimología es simplemente las características de la víctima del delincuente. Esto puede incluir la edad de las víctimas, el género, la raza, la ocupación, el atractivo físico, estado civil y la vulnerabilidad percibida. A veces hay una semejanza reconocible en las víctimas elegidas por los delincuentes y a veces no la hay.
  • El modus operandi, a menudo referido como MO, son acciones específicas realizadas por un autor con el fin de completar el crimen. Son un conjunto de conductas aprendidas que se utilizan y con las que trabajan. Un ejemplo de MO de un violador podría ser la de pasar el rato en los aparcamientos de centros comerciales por la noche, para esperar a que pase  una mujer sola, obligarla a acompañarle a su coche a punta de pistola y violarla.

Psicologo criminalista

Este conjunto de conductas aprendidas voluntariamente se refuerzan o modifican como resultado de consecuencias positivas o negativas, simplemente por ejemplo si ve que tiene resultado con esa forma de actuar, no la modifica, en caso contrario, por ejemplo si siempre hay demasiada gente en los aparcamientos, intenta modificar esa conducta para mejorarla.

  • La firma, a veces es referida como una “carta de presentación”, es otro elemento de la conducta delictiva que se produce durante la comisión de un delito. Implica aspectos de la conducta delictiva que van más allá de lo necesario para la realización del delito (MO).

Se pueden revelar los rasgos psicológicos, las necesidades y las desviaciones del delincuente a través de un cuidadoso análisis de la firma. Los expertos creen que las fantasías de los criminales son evidentes en su firma, por ejemplo si la fantasía es la de la humillación, el criminal intentará degradar a sus víctimas de cualquier manera antes o después de torturarla, matarla o violarla.

Dejar respuesta