El comportamiento proambiental desde la psicología ambiental

2
77

No cabe ninguna duda que en la mayoría de las ocasiones se tiende a pensar el comportamiento ambiental desde una perspectiva de costo y beneficio de parte de las personas, pero está claro que en una buena serie de situaciones la psicología ambiental ha demostrado que las personas no solo actúan bajo el sesgo pleno de la racionalidad del costo y el beneficio, pues en ocasiones el promover conductas por el cuidado del ambiente resultan poco productivas e incluso negativas para esa relación de costo beneficio para el sujeto en cuestión.El comportamiento proambiental desde la psicología ambiental

Pero no nos dejemos engañar de esta visión altruista del comportamiento proambiental de la psicología ambiental, ya que no es el único considerado, ya que es posible que las personas persigan fines egoístas que giren en torno a búsquedas privadas como por ejemplo el interés por un premio o el evitar un castigo, en donde el buen trato con la naturaleza resulta ser un eje fundamental.

Pero más allá de estos dos puntos, veamos algunas circunstancias que evitan el comportamiento proambiental desde lo que la psicoambiental propone:

  • Dependencia de lo visual, está claro que en la mayoría de las veces nos dejamos llevar tan solo por lo que vemos, así que circunstancias como la polución se nos pasan por alto.
  • Obstáculos objetivos como la falta de ingresos, elementos de trabajo e incluso materiales.
  • Atención selectiva, en todas las situaciones por las que pasamos nuestra mente se concentra en algunas cosas y en otras no, así que el comportamiento proambiental se ve afectado por ello, es importante evitar pasar por alto el medio que nos rodea.

Con esa serie de consideraciones la psicología ambiental nos invita a un análisis más profundo de nuestras vivencias del cuidado por lo ambiental, tanto los intereses egoístas, los altruistas como los obstáculos que los acompañan.

2 Comentarios

Dejar respuesta