Estrés ambiental

0
134

Los diferentes ámbitos de estudio que propone la psicología ambiental son diversos pero destacan por seguir unas directrices básicas que giran en relación a esas representaciones de lo simbólico en las personas, dando paso a perspectivas como la del estrés ambiental.

De esta manera, el estrés ambiental nos invita a una reflexión sobre cada uno de los espacios que componen la vida social de las personas, como por ejemplo las paradas del bus, el cómo se toma un bus, el tipo de asientos usados en un automóvil, el estilo de las calles por las que se transita e incluso el tipo de elementos que conforman una habitación en la que se pasa el tiempo, entre otros diferentes factores; motivo por el que la psicología ambiental desde esta vertiente no escatima en gastos.

Estrés ambiental

Más allá de lo anterior debemos ejemplificar dos aspectos fundamentales en lo que se refiere al estrés ambiental: la visión de control y la de peligro. No olvidemos que el estrés en su forma más “primitiva” surge de ese sentimiento de poca capacidad de control sobre una situación por la que estamos pasando, o sea una visión de peligro, y es aquí donde la psicología se encarga de promover una serie de métodos para que las personas tengan esa sensación y al tiempo vivan desde una visión de control sobre el espacio en el que se desenvuelven en la cotidianidad.

En conclusión el trabajo que se puede realizar desde la psicología ambiental es muy variado y amplio, reconociendo que el espacio también juega un papel fundamental aunque en ocasiones no sea considerado por los expertos en el tema como un eje básico a estudiar en el mejoramiento de las vivencias y del cómo se entiende desde las interrelaciones el mundo en el que normalmente se desenvuelven las personas.

Dejar respuesta