La psicología del ambiente y las emociones

0
128

Bien dice un refrán de la consciencia popular “mente sana en cuerpo sano” y esto aplica para la psicología del ambiente en gran medida, aunque trasladando los conceptos a otra órbita, pues un “ambiente sano para una persona sana”, teniendo en cuenta que las condiciones de orden ecológico influyen en los sujetos tanto de manera retroactiva como a generar pasividad sobre ellos.

Psicología del ambiente - Emociones

En este sentido, recordemos que la distribución del entorno para una persona es considerada por los expertos como un factor que empuja la aparición de cierto tipo de emociones, ya sean de pasividad o de actividad, motivo por el que la psicología del ambiente en aras de llegar a conseguir despertar las emociones adecuadas dependiendo al tipo de interés por el que se está pensando, promueve las zonas verdes o de urbe en relación directa sobre el tipo de sujetos sobre el que se trabaja, pues no es lo mismo un trabajo en una granja que en la gran ciudad.

Ahora traslademos estos conceptos de las emociones y la psicología ambiental a situaciones más cotidianas, como por ejemplo un viaje en bus, ya que no hay nada más incómodo para quien debe trasladarse a su hogar en la noche tras una larga jornada laboral que enfrentarse a una masa apretujada en este tipo de autos abarrotados, aquí es donde afloran las emociones en determinado sentido.

Así que para dar una conclusión que vaya en relación a esta perspectiva, nos encontramos con ciertas propuestas de expertos en el campo de la psicología del ambiente y las emociones que nos invitan a despertar las relaciones del self ecológico por medio del ambiente natural que rodea a las personas, despertando de tal modo una relación más cercana y profunda con otros organismos cercanos, o sea a hacer más agradables y amenas las relaciones sociales con las que se interactúe en el día a día.

Dejar respuesta